Si estas interesada en comenzar un negocio y sientes que te hace falta alguien que te de ese empujón que necesitas… seguramente buscarás apoyo en esa amiga, hermana o prima que te entienda.

Hoy hablaremos de los negocios familiares y como empresa familiar que somos te brindaremos algunos tips para saberla llevar y no fracasar en el intento.

Las empresas familiares son organizaciones comerciales formadas por los miembros de una o más familias, donde la toma de decisiones suele estar influenciada por los intereses familiares y usualmente buscan hacer que las generaciones sucesivas le den continuidad a la organización. Los negocios familiares son el modelo económico más antiguo y común de la historia, es decir no estás loca al querer comenzar un negocio con alguien de tu misma sangre, esto no es algo nuevo…

En ese sentido, te recomendamos estos tips para tener éxito con un emprendimiento o empresa familiar:

1- Evita mezclar los sentimientos con los negocios

Entendemos que puede ser difícil pero en el caso de un negocio familiar esto podría eliminar la objetividad en la toma de decisiones, lo cual es injustificable para una empresa, ya que afectaría su reputación y credibilidad.

2- Las cuentas claras mantienen a las familias

Se debe establecer desde un principio y por escrito el porcentaje de participación que tendrá cada miembro familiar en la empresa, también los mecanismos de acción  para manejar casos como la renuncia de uno de los miembros, y así evitar inconvenientes o malos entendidos. Suena tonto pero es preferible evitar malos ratos…

3- Mantener la estructura y orden

Incluso en un negocio familiar es importante definir tareas y diseñar perfiles para cada rol, donde se ubiquen a los miembros familiares de acuerdo a sus habilidades y funciones. Mientras  todos tengan claro su lugar estarán enfocados y se lograrán metas, esto incrementará la efectividad del trabajo en equipo y el crecimiento de la empresa.

4- Evitar el nepotismo

Para tener una empresa hay que ser justos con los trabajadores y con los familiares, pues las responsabilidades son iguales tanto para uno como para el otro.

Si tienes un negocio familiar, no olvides mantener la objetividad entre las relaciones familiares y laborales, pues será la clave para llevar tu empresa de manera organizada y sin perder los objetivos de negocio.

Autor newshopad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.