Todos hemos escuchado a amigos y conocidos decir que no han podido llevar adelante sus sueños de emprendimiento, debido a que tienen demasiadas responsabilidades y gastos como para dejar sus trabajos actuales, mientras que la alternativa de emprender mientras aún conservas sus trabajos actuales, ni siquiera es vista como una opción seria.

Acá en Enigmática te enseñaremos algunos tips que podrán ayudarte a organizarte y aclarar tus dudas al momento de emprender sin dejar tu trabajo actual.

Pasos:

Establece una meta

El primer paso es identificar la luz del final, decidir a dónde quieres llegar. Establece una cantidad que te gustaría ganar con tu negocio dentro de tres meses. Empieza con algo pequeño, que te de nervios pero que al mismo tiempo creas posible conseguir en ese lapso.

Simplifica y enfócate

El único propósito de estar en un túnel es llegar al otro lado. Jamás se te ocurre detenerte a medio camino para tomar un café. Cualquier cosa que te acerca a la luz del final es bienvenida. Todo lo demás, puede esperar. Hay varios aspectos de tu vida que puedes simplificar. Al hacerlo, liberas atención y energía que puedes dedicar a tu proyecto.

Optimiza tus horarios

Durante una semana, observa cuáles son los horarios en los que te sientes más activa, con ganas de hacer cosas. Úsalos para trabajar en tu negocio.

Cuida tu alimentación

Cualquier alimento que ingieres, tiene un efecto sobre ti. Observa cómo te sientes después de cada comida ¿animada? ¿Pesada? ¿Decaída? ¿Sin ganas de hacer nada? ¿Qué tanto te concentras?

Deshazte de actividades innecesarias

Cuando comienzas el día, tienes la batería llena. Se desgasta con cada actividad que realizas. No es sorpresa que para las 6 de la tarde parezcas un zombi.

Haz una lista con las tareas que haces cotidianamente. Marca con verde las que te dan energía o recargan tu batería. Marca con rojo las que te hacen sentir cansada o que requieren demasiado tiempo y atención.

Haz una lista con las tareas que haces cotidianamente. Marca con verde las que te dan energía o recargan tu batería. Marca con rojo las que te hacen sentir cansada o que requieren demasiado tiempo y atención.

Realiza una rutina

Las rutinas no tienen que ser tediosas ni aburridas. Simplemente son estructuras que hacen la vida más sencilla. Al tener un modo por defecto para realizar ciertas actividades, liberas espacio mental. Revisa tus horarios y establece pequeñas rutinas para:

1.-Realizar las actividades verdes con frecuencia.

2.-Deshacerte de las rojas

3.-Trabajar en tu negocio de manera constante. Selecciona el horario en que más energía tienes para ello.

Organiza tu dinero

Acción: Pon tus finanzas en orden. Haz un plan para pagar deudas y crea un fondo de ahorro que te permita cubrir por lo menos 6 meses de gastos una vez que renuncies.

Así que ya sabes, tener trabajo y responsabilidades es una dificultad, no un impedimento ni una excusa. Querer es poder, así es que si quieres ser un verdadero emprendedor no pierdas la esperanza y échale para adelante nomás.

¿Has emprendido? ¿Cómo lo hiciste y cómo te fue? Déjanos acá abajo tu experiencia.

Autor newshopad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.